Yo odiaba a mi madre.


 Mi madre tenía solo un ojo se veía horrible. La odiaba... 
Era una vergüenza para mí. Cocinaba a maestros
 y alumnos para mantener a la familia. Un día, mientras estaba en la escuela, 
mi madre pasó por el aula para saludarme. Estaba tan avergonzado.

Como pudo haberme hecho esto a mi?. La ignoré, la miré mal y corrí lejos.
 Al otro día, en el colegio, mis compañeros decían
 "Tu madre tiene un solo ojo!". Quería suicidarme. 
Y también quería que mi madre desapareciera. 
Así que ese día la confronte y le dije, 
"Si solo vas a hacer de mi un hazme reír, por que no te mueres?".

Mi madre no respondió.... No me detuve a pensar lo que había dicho,
 estaba lleno de ira. Era ajeno a sus sentimientos. 
Quería salir de esa casa, y no tener nada que ver con ella. 
Así que estudié muy duro, me dieron la chance de ir a estudiar a Singapur.

Luego me casé, compré una casa y tuve hijos...
Estaba feliz con mi vida, mis hijos y las comodidades. 
Después de un tiempo, mi madre me vino a visitar.
 Ella no me había visto en años y no conocía a sus nietos.
 Cuando se paró en la puerta, mis hijos se rieron de ella. 
Me enfurecí y lleno de furia Le grité por venir sin haberla invitado.
 Le dije, "Como te atreves a venir a mi casa y asustar a mis hijos!". 
"Vete de aquí ahora!". Y ella respondió tranquilamente,
 "Lo siento mucho. Me abre confundido de dirección" y se fue.

Un día inesperado, recibí una carta de la escuela que me invitaban,
 para una reunión allí, llegó a mi casa en Singapur. 
Así que le mentí a mi esposa y le dije que tenía un viaje de negocios.

Viajé pensando en lo maravilloso que sería  volver a reecontrarme
 con mis compañeros de clase y profesores.
 Luego de esa reunión, fui a mi viejo barrio por curiosidad. 
Al llegar mis vecinos me dijeron que mi madre 
hace una semana había muerto. No lloré...
No sentia remordimiento hasta que uno de ellos
 me dio una carta que ella quería que tuviese y que dejó para mí.
En ella decía:
"Mi querido hijo, Siempre pensé en ti todo el tiempo.
 Siento haber ido a Singapur y haber asustado a tus hijos, 
lo lamento no fue esa mi intensión. Estaba tan feliz cuando escuché 
que vendrías a la reunión de la escuela. Pero tal vez no sea capaz 
de levantarme de la cama para ir a verte me siento muy mal, 
las fuerzas me estan fallando... Siento haber sido una vergüenza 
para tí cuando estabas creciendo. Cuando eras niño tuviste 
un accidente donde perdiste un ojo y yo te di el mio, me alegro 
de que veas con mi ojo lo bella que es la vida.

Con mucho amor y afecto para ti…..Tu madre"

Únete en facebook -> Orgullosa de Ser Mujer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Copyright © www.comomujer.com | Template By: Ana Su