BELLEZA Y FEALDAD



 Un día belleza y fealdad se fueron a bañar al río; 
ambas se quitaron sus ropas y se dispusieron 
a disfrutar de las cálidas corrientes, pero aprovechando
 la perplejidad de belleza por las cristalinas aguas, 
fealdad salió del río y con toda intención, 
tomó las ropas de belleza y apresuró la huida.

Más tarde, cuando belleza se dispuso a vestirse, 
asombrada de no encontrar sus ropas 
y sin poder comprender la actitud de fealdad, 
y como era demasiado tímida para estar desnuda 
se puso la ropa de la Fealdad, y siguió su camino.

 Hoy en día la gente sigue confundiéndolas... confunden 
a una con la otra.  Pero hay algunos que contemplan 
el rostro de la Belleza  y saben que no lleva sus ropas.  
Y otros que conocen el rostro de la Fealdad,  
y sus ropas no les engañan.

 Solemos pensar y calificar a las demás personas 
como bellas o feas por su apariencia física, 
sin darnos la oportunidad de mirar la verdadera
 belleza que permanece escondida en cada persona.


 "La verdadera Belleza o Fealdad de una persona,
se observa en su corazón"

Únete en facebook -> Orgullosa de Ser Mujer

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Copyright © www.comomujer.com | Template By: Ana Su