LAS SABANAS SUCIAS DE LA VECINA


 Una pareja de recién casados, se mudó a un barrio muy tranquilo.
 En la primera mañana en la casa, mientras tomaba café, la mujer reparó
a través de la ventana, que una vecina colgaba sábanas en el tendedero.


¡Que sábanas tan sucias cuelga la vecina! Quizás necesite que le recomiende el jabón que yo uso...¡Ojalá pudiera ayudarla
a lavar sus sábanas!

El marido la miró y quedó callado.

Esa escena fue repitiéndose cada vez que la vecina
 tendía sus ropas al sol y al viento.

Al mes, la mujer se sorprendió al ver a la otra
tendiendo las sábanas limpias, y asombrada
dijo al marido: Mirá, nuestra vecina aprendió a lavar su ropa.

El marido le respondió: ¡No, hoy me levanté más temprano
y lavé los vidrios de nuestra ventana!

 Y la vida es así. A veces criticamos algo que desconocemos,
sin saber que quizás los que estamos mal somos nosotros.
Todo esta en el color (o la limpieza) del cristal con que se mire.
Antes de criticar, quizás sería conveniente verificar
si hemos limpiado el corazón para poder ver más claro.
Entonces podremos ver claramente la limpieza
 del corazón de los demás.


Únete en facebook -> Orgullosa de Ser Mujer

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Copyright © www.comomujer.com | Template By: Ana Su